tipos mamparas baño
Baños, Mamparas

Tipos de mamparas de baño: amplitud y luminosidad

En el último post que publicamos en este blog bajo el título Platos de ducha: un cambio radical para nuestro baño os hablábamos de las diferentes opciones y materiales que existen a la hora de instalar un plato de ducha. Contar en nuestro baño con una ducha multifuncional es una de las tendencias más en boga actualmente en la reforma del baño, y que con el paso del tiempo ha cobrado un sentido estético cada vez más relevante, casi protagonista, dentro del conjunto general del baño. Tendencia -de la que forman parte obligatoriamente las mamparas de baño, de cuyos tipos hablaremos en este post- que junto a otras ya comentadas nos ayudarán a conseguir que nuestro baño no sea solo un espacio de paso, sino que se convierta en el lugar propicio en el que, además de reducir el estrés diario, podamos encontrar momentos de relax y bienestar.

Uno de los elementos que forma parte fundamental e indivisible de esa ducha funcional que anhelamos para nuestro cuarto de baño son las mamparas. De su elección, por ejemplo, dependerá que se consiga una mayor o menor sensación de amplitud en un espacio que, generalmente, ya de por sí suele ser limitado. Si bien las alternativas son varias, en un primer momento nos veremos “limitados” por la forma y tamaño del plato que hayamos elegido: rectangular (recomendado para baños más espaciosos), cuadrado (para espacios de menos de 3,5 metros cuadrados) o angular (recomendados también para superficies limitadas al poderse colocar en esquina).

Con sistema de apertura de puertas correderas, abatibles, plegables o deslizantes, además de las mamparas -perfectas para cerrar un espacio a partir de una pared lineal o un rincón-, existen también otras soluciones como, por ejemplo, las puertas de ducha o mamparas frontales -las más adecuadas para cerrar una ducha de obra empotrada- o los espacios de ducha, conocidos también como walk-in, que no prevén el cierre completo manteniendo siempre una parte abierta.

En el mercado existen mamparas de materiales diversos, y su elección dependerá de qué “impacto” queramos que tenga en el conjunto del proyecto. Para un diseño sencillo, enfocado al minimalismo, la pureza de líneas y la armonía visual en favor de la estética del conjunto, la mejor alternativa y la que está en línea con las tendencias más actuales es el vidrio templado. Desde el suelo o desde la altura del plato de ducha hasta el techo o el límite que nos marque el final de la columna de la grifería de ducha, el vidrio nos aportará ligereza visual y contribuirá a armonizar el espacio. Armonía y ligereza a las que también contribuirá la elección de los perfiles, que además pueden aportar nuestro sello personal (con un lacado en negro, por ejemplo, o limitando al máximo su protagonismo).

La mampara (de ducha o bañera) es un elemento que se ha convertido en fundamental en el diseño de cualquier baño Clic para tuitear

Si bien el vidrio templado es el material perfecto para aquellos que busquen diseño y seguridad, también nos podemos decantar por una mampara de plástico o acrílica. Se trataría de una buena opción en el caso de que nuestro presupuesto sea limitado, aunque también tendremos que tener presente que su mantenimiento es más complicado y que contaremos con alguna limitación a la hora de elegir opciones de acabado (mucho más variadas, incluso personalizadas, en el caso del vidrio). Ambas opciones, por tanto, tienen sus ventajas y desventajas, lo que tendremos que tener en cuenta a la hora de decantarnos por una u otra, ya que será uno de los elementos de nuestro baño que nos acompañe durante más tiempo.

¿Y si en lugar de ducha tenemos bañera? También existen mamparas para nuestra bañera que nos harán olvidar las típicas cortinas que “encogen” y oscurecen nuestro baño. En los últimos años, las mamparas para bañeras se han actualizado en pos del diseño y la funcionalidad. Sus ventajas son prácticamente las mismas que las de ducha: seguridad, higiene, orden, limpieza, etc. La oferta existente en el mercado es también muy amplia y para todos los estilos, dependiendo del material, sistema de apertura o espacio de cierre.

Como hemos visto, la mampara (de ducha o bañera) es un elemento que se ha convertido en fundamental en el diseño de cualquier baño. Para ayudaros a elegir la solución que mejor se adapte a las características de vuestro baño, os esperamos en nuestras exposiciones de Ochoa-Lácar, en la calle Navas de Tolosa de Pamplona, y de Algecosa, en Tudela, donde, además de contar con el asesoramiento de nuestro equipo técnico, podréis “ver y tocar” los últimos modelos de marcas como Roca, Novellini o Duscholux.

5 ventajas de las mamparas en el cuarto de baño:

– Seguridad
– Eficiencia frente a las salpicaduras
– Mayor higiene
– Luminosidad y amplitud
– “Toque de diseño” minimalista, moderno y actual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *