mejorar funcionalidad accesibilidad baño
Baños, Pavimentos, Rehabilitación

Funcionalidad y accesibilidad en nuestro baño

Cómo mejorar la funcionalidad y accesibilidad de nuestro baño

El baño es uno de los espacios -junto con la cocina- de reforma obligada cuando alguno de los miembros de la familia tiene movilidad reducida o limitada. Es el caso, por ejemplo, de las personas mayores. Según el informe “Quiero Vivir Mejor” de Cuida Tu Casa, las personas mayores de 55 años califican como “mejorable” la funcionalidad y el acceso de los elementos de su cuarto de baño, uno de los espacios donde más accidentes ocurren. Por tanto, es muy importante que las personas mayores cuenten con un cuarto de baño que responda a sus necesidades y adaptado a sus problemas de movilidad, para que sigan disfrutando de ese espacio con la misma confianza, bienestar y confort de siempre.

Adaptado a las necesidades

Cualquier estancia del hogar tiene que estar adaptada a las necesidades de los que residan en él. Entre todas ellas, el cuarto de baño, por sus especiales características, debe centrar nuestra atención para no ser un “espacio de dificultades” a la hora de llevar a cabo algo tan cotidiano como la higiene personal. Son muchas las personas de edad avanzada o con problemas de movilidad que, especialmente en lugares públicos, tienen malas experiencias por no encontrar un aseo accesible, confortable, higiénico y seguro acorde con sus necesidades.

Volviendo al espacio privado de nuestro baño, existen en el mercado elementos muy simples que podemos incorporar -y no por ello hacen del cuarto de baño un “espacio especial”- para facilitar su uso a personas mayores o con movilidad reducida. Entre ellos, por ejemplo, un inodoro de más altura, un plato de ducha a ras de suelo, una mampara de amplio acceso, un grifo monomando con maneta gerontológica, espejos reclinables o un secamanos de funcionamiento electrónico; al margen de otros como pueden ser las barras de apoyo antideslizantes.

Diseño y tecnología

Tener un baño adaptado no significa prescindir del diseño, y mucho menos de la tecnología. Para hacer del baño una estancia segura, fiable y confortable, la solución pasa por eliminar determinados elementos como pueden ser la bañera o el bidé. De esta forma estaremos liberando espacio, ofreciendo un mayor margen de movimiento y reduciendo el riesgo de posibles golpes, tropiezos y caídas.

En este sentido, soluciones “dos en uno” como el inodoro bidé In-Wash® de Roca -en versión suspendida como de pie- permite calibrar la presión, la temperatura del agua, el calor del aire para el secado o el ajuste de la cánula para adaptarla a personas de diferentes medidas. Todo ello permite ganar autonomía y tener una experiencia óptima en la higiene íntima diaria.

Tener un baño adaptado no significa prescindir del diseño, y mucho menos de la tecnología para hacer del baño una estancia segura, fiable y confortable Clic para tuitear

Mobiliario suspendido, lavabos con amplias superficies de apoyo o bastidores para cisternas empotradas facilitan un mayor espacio para colocar barras de apoyo seguras en los laterales del inodoro. Barras de apoyo que han dejado de ser un accesorio “poco atractivo” gracias a las múltiples opciones de acabados exclusivos que ofrecen marcas como PrestoEquip, tras incorporar la tecnología Luxcover de Griferías Galindo que permite customizar el producto para crear un diseño y una estética de tendencia sin perder accesibilidad ni seguridad.

Otra de las soluciones más extendidas son los platos de ducha a ras de suelo, que, además de suponer un cambio radical para nuestro baño, permiten un diseño continuo y antideslizante que, además de evitar caídas y tropiezos, permite un fácil acceso y proporciona una enorme sensación de amplitud y un rápido desagüe y limpieza.

Una alternativa muy en línea con las tendencias de diseño más actuales, y que puede estar representada por productos como el plato de ducha Límite de la marca Fiora -que podéis encontrar en nuestras exposiciones, premiado con el iF Design Award “por aunar diseño y sostenibilidad”.

La mampara de baño es uno de los productos de equipamiento que ha tenido una evolución más importante en los últimos años. Además de proporcionar una mayor amplitud y luminosidad al cuarto de baño, las opciones de personalización que ofrecen las diferentes casas comerciales permiten encontrar la mejor solución para cada necesidad. Y en el caso que nos ocupa, las mamparas fraccionables, junto con las de puertas abatibles, son la opción óptima si conviven con nosotros personas que necesitan ayuda en el aseo.

En Ochoa-Lácar trabajamos con una serie de marcas -como Duscholux, Roca, Presto y Mediclinics- que disponen de gamas de productos para personas con movilidad reducida. Si necesitáis mejorar la funcionalidad y accesibilidad de tu baño, os animamos a que os acerquéis por nuestras exposiciones de Ochoa-Lácar en la calle Navas de Tolosa de Pamplona y de Algecosa en Fontellas (Ctra. Zaragoza, km 98,2), donde nuestros compañeros os darán la solución más adecuada a vuestras necesidades.

Temas que te pueden interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *