cerámica baño
Eficiencia energética, Pavimentos

Cerámica para el baño

Cerámica para el baño: máxima higiene para un mayor bienestar

Las tendencias actuales en los proyectos para el baño se centran en la creación de verdaderos espacios de bienestar y confort. Algunos incluso llegan a proponer auténticos “spas”, a modo de pequeños balnearios privados. Sin embargo, no alcanzaremos a tener un baño realmente confortable si no atendemos también a la higiene. El baño es un espacio en el que, por sus propias características (fuerte nivel de humedad), hay que tener muy en cuenta la elección de aquellos materiales que nos permiten alcanzar un alto grado de higiene y limpieza. Es el caso de la cerámica para el suelo y paredes: un material higiénico, que no desprende olores y se limpia con facilidad.

¡Con qué sensación de bienestar comenzamos el día tras una buena ducha en un espacio relajante! ¿No es cierto? El cuarto de baño ha dejado de ser un espacio funcional para convertirse en “nuestro refugio” al comienzo y al final de cada jornada. Duchas amplias, grifería con efecto lluvia, suelo radiante, lavabos e inodoros con diseños que estimulan nuestros sentidos… ¡Una experiencia única! Pero también debemos tener en cuenta que para alcanzar un algo grado de bienestar y confort hay que atender a la higiene, porque el baño, junto con la cocina, son las dos estancias del hogar en los que más debe primar la limpieza y la higiene.

Cerámica, un material “tradicional”… ¿o no?

Y a ello, como os decíamos, nos ayuda la elección de un material para el suelo y las paredes de nuestro baño como es la cerámica. Cuando pensamos en cerámica, a todos se nos viene a la cabeza el concepto “tradicional”. No en vano, desde la antigüedad se ha venido utilizando para muchas finalidades, como por ejemplo para transportar vino, como soporte para alimentarse o como contenedor de agua destinada al aseo personal. ¿Y por qué se ha venido utilizando la cerámica para estos usos relacionados directamente con la alimentación, el cuidado y el aseo?

Elección de aquellos materiales que nos permiten alcanzar un alto grado de higiene y limpieza, como es la cerámica. Clic para tuitear

Por sus características higiénicas. Gracias a su baja porosidad, no absorbe la suciedad. Y sus propiedades antibacterianas y antialérgicas lo sitúan como el material más adecuado para aquellos espacios donde hay que tener especial cuidado con la higiene, ya que ayuda a prevenir la formación de humedades y evita el desarrollo de colonias de gérmenes y hongos (y tampoco emite compuestos orgánicos volátiles, al no contener formaldehídos). Además, hay que tener en cuenta la facilidad que proporciona a la hora de la limpieza, ya que podemos utilizar limpiahogares (con detergentes o lejías) sin dañar ni alterar su aspecto. Sin olvidarnos de la seguridad, otro aspecto clave para el cuarto de baño, que podemos solucionar con pavimentos cerámicos con acabado antideslizante.

Antes decíamos que cuando pensamos en la cerámica se asoma a nuestros pensamientos el concepto de “tradicional”. Es cierto que por su larga trayectoria acompañando a los humanos se podría considerar a la cerámica como “tradicional”. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Aún manteniendo ese carácter “artesanal y natural”, que lo une a la tierra, la arcilla y el fuego, hoy en día el mundo del material cerámico es uno de los más innovadores y nos presenta infinidad de alternativas en cuanto a requerimientos estéticos y funcionales.

Una cerámica para cada cuarto de baño

Bien se trate de envolver toda la superficie del baño o bien de combinar diferentes elementos o destacar otros, existe una cerámica adecuada para conseguir que nuestro baño se adapte al estilo que queremos. Ya os hablamos de las Tendencias cerámicas para reformar el baño, pero podemos resumir aquí las que apunta la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (Ascer) en su “Guía de la cerámica 2019”.

Reinterpretaciones.
Utilización de piezas de inspiración tradicional reinterpretadas para nuestros días, como por ejemplo los grandes formatos que toman el aspecto de cemento para configurar ambientes oníricos y “crudos”. Piezas cerámicas de uso habitual en exteriores que “entran” en la vivienda para crear estilos sorprendentes.
Apariencia natural. Los nuevos formatos, tonos y texturas del barro cocido, logra contrastes muy atractivos con elementos coetáneos en las construcciones contemporáneas.

Identidad propia.
El interés creciente por crear una identidad propia en el hogar fomenta que se preste cada vez más atención a suelos y paredes, convirtiéndolos en elementos decorativos en sí mismos. Los diseños geométricos, con formas y tonalidades arriesgadas, permiten crear espacios originales con “sello propio”.
Oscuro. Los colores oscuros vuelven a cobrar fuerza para revestir suelos y paredes. Ayudan a crear ambientes acogedores y a guardar el calor.

Formatos y texturas diferentes.
Esa búsqueda de la “originalidad” se puede conseguir con baldosas con formato penta o hexagonal, que simulan estructuras orgánicas propias de la naturaleza. Además, las nuevas tendencias abogan por el contraste de texturas: pulidas y rugosas, planas y con volumen, mates y brillantes…
Si queréis ver en vivo las últimas tendencias en materiales cerámicos para el baño con los que conseguir un espacio único con “sello propio”, os invitamos a que paséis por las instalaciones de Ochoa-Lácar en la calle Navas de Tolosa, 5 de Pamplona (teléfono 948 22 72 44) o por las de Algecosa en Fontellas, Ctra. Zaragoza, km 98,2 (teléfono 948 82 33 00). Nuestros compañeros os enseñarán todas las opciones de materiales cerámicos y os asesorarán en la realización del proyecto para vuestro baño.

SABÍAS QUE…

La baldosa cerámica es un producto natural. Para su fabricación se utiliza arcilla, agua y fuego para la cocción. Se trata, por tanto, de un material sostenible, con ciclos de vida muy largos y respetuoso con el medio ambiente. Entre sus cualidades técnicas podemos destacar:

– Natural
– Duradera y resistente
– Antialergénica
– No emite VOCs (compuestos orgánicos volátiles)
– Libre de plásticos (PVC)
– No contiene formaldehídos
– Ignífuga
– Higiénica
– Fácil de mantener
– Sostenible

Temas que te pueden interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *