Calificación energética casa piso
Climatización, Eficiencia energética

Calificación energética de nuestra casa, piso o local

¿Por qué mejorar la calificación energética de nuestra casa, piso o local?

Empecemos por el principio, ¿qué significa mejorar la calificación energética de una vivienda o de un local? Básicamente dos cosas: reducir el consumo energético (es decir ahorrar) y aumentar el bienestar, seguridad y confort de quienes habitan o trabajan en ese espacio. Actualmente, el 70% de los edificios residenciales que existen en España son considerados como antiguos y tienen una calificación energética muy baja. De las viviendas que ya cuentan con certificado energético (alrededor de tres millones) tan solo una de cada 20 tiene una etiqueta energética A, B o C (las más eficientes desde el punto de vista energético), mientras que más de la mitad de las que lo tienen han recibido la letra E (la mejor calificación de entre las tres más bajas). ¿Qué podemos hacer para tener un hogar más confortable y ser más eficientes desde el punto de vista energético? ¿Es o no obligatorio contar con el Certificado de Eficiencia Energética? ¿Nos beneficiaría tenerlo?

¿Qué expresan las letras (A, B, C, D, E, F o G) con las que el certificado energético califica la eficiencia energética de una vivienda? En el caso de las viviendas, tiene que ver con el consumo de kilowatios/hora (Kwh) por metro cuadrado que son necesarios para mantener lo que es considerado como una temperatura de confort. Es importante saber que, por ejemplo, pasar de una calificación G a una E en una vivienda de 100 metros cuadrados que usa energía eléctrica puede significar reducir ese consumo en 100 Kwh por metro cuadrado (como media, y dependiendo de la zona climática y con un uso racional) y un ahorro superior a los 1.000 euros anuales.

Cómo ser más eficientes energéticamente

¿Qué podemos hacer para mejorar la calificación energética y, por tanto, ahorrar y tener un hogar o local más confortable? En un piso o en un espacio ya construido podemos, dentro de nuestras posibilidades, tomar varias decisiones para conseguirlo. Dejando al margen el aislamiento térmico, que sería una cuestión para evaluar por la comunidad de propietarios, (y sin olvidar que es el mejor aliado de una buena calificación energética), deberíamos centrarnos en los cerramientos exteriores (ventanas) y en el sistema de climatización.

Ya que los cerramientos exteriores no son objeto de este blog, nos limitaremos al sistema de climatización. Lo primero que debemos saber es que más de la mitad del gasto de una vivienda proviene del pago de la electricidad, gas y otro combustible para la generación de calefacción, aire acondicionado y agua caliente (ACS). Por ello, contar con sistemas con la última tecnología de eficiencia energética se traducirá en un considerable ahorro del gasto mensual y también en un factor positivo a la hora de obtener el Certificado de Eficiencia Energética de nuestra vivienda.

Ahora que caminamos hacia meses con temperaturas más bajas, el cambio de una caldera antigua y que consume mucha energía por una caldera de condensación, mucho más eficiente, será una decisión de la que no nos arrepintamos. En nuestro país, este tipo de calderas son las más vendidas desde hace ya algunos años, como os comentábamos en un post anterior titulado ¿Cuáles son los equipos de calefacción, refrigeración y ACS con mayor presencia en los hogares?”. Y esto se debe a que aprovechan mucho mejor el calor para generar un ambiente mucho más confortable y calentar el ACS.

Para adquirir una caldera de condensación, todavía estáis a tiempo de solicitar las ayudas para cambiar la caldera (también se pueden pedir para la renovación del baño) convocadas para este año por el Gobierno de Navarra, ya que se trata de una convocatoria que permanece abierta todo el año y no tiene un límite presupuestario. Además, si se cumplen los requisitos se conceden todas las subvenciones solicitadas. Eso sí, el presupuesto mínimo debe ser de 2.000 euros (sin IVA).

La opción de las renovables

Si estamos dispuestos a dar un paso más y avanzar en confortabilidad, ahorro y eficiencia energética, podemos decantarnos por un sistema de climatización de alta eficiencia, como puede ser una bomba de calor (que nos proporciona calor en invierno y aire acondicionado en los meses más cálidos) o una caldera de biomasa.

Y ya la opción más “top” sería la instalación de paneles fotovoltaicos y convertirnos en autoconsumidores. En un post anterior también os explicábamos cómo tramitar y poner en marcha una instalación de autoconsumo energético en cinco pasos, en base a la “Guía práctica para convertirse en autoconsumidor” editada por el Instituto para el Ahorro y la Diversificación Energética (IDAE). El interés por el autoconsumo ha crecido de manera exponencial tras la aprobación de dos normativas:-la que ponía fin al “impuesto al sol” y eliminaba trabas administrativas al autoconsumo, del que hablamos en el post “Autoconsumo fotovoltaico, nuevo impulso”, y la que más recientemente dio vía libre al autoconsumo individual y colectivo conectado a red y definió las diferentes modalidades de autoconsumo vigentes en España.

También hay que tener en cuenta que elegir “renovables” tiene ciertas ventajas fiscales del Gobierno de Navarra (“Deducciones fiscales y convocatorias abiertas que puedes aprovechar”) por inversiones en instalaciones de energías renovables como la biomasa o la bomba de calor. Se trata de deducciones para inversiones realizadas en 2018 y 2019, y para las que hace falta presentar una serie de documentación.

Certificado de Eficiencia Energética ¿en qué nos beneficiaría tenerlo?

A grandes rasgos, podríamos decir que el Certificado de Eficiencia Energética es la “carta de presentación” de nuestra vivienda que indica si el consumo energético es elevado (porque no tiene un buen aislamiento o no dispone de un sistema de climatización actualizado y eficiente) o, por el contrario, tiene un consumo más sostenible en situaciones normales de ocupación y funcionamiento.

Pasar de una calificación G a una E en una vivienda de 100 metros cuadrados que usa energía eléctrica puede significar reducir el consumo y tener un ahorro anual Clic para tuitear

Pero, además, debemos saber que disponer del Certificado de Eficiencia Energética es obligatorio en el caso que queramos alquilar (por más de 4 meses al año) o vender nuestra casa (el notario nos lo pedirá antes de proceder a una venta o a la formalización de un contrato de arrendamiento). Una puntualización: el certificado -que tiene una validez de 10 años- puede ser individual o colectivo. Es decir, si el edificio dispone de él, también es válido para las viviendas que lo componen. De esa obligación están exentas las viviendas que tengan menos de 50 metros cuadrados y los edificios con un uso industrial o agrícola.

A través de este enlace se puede acceder al Registro de Certificados de Eficiencia Energética de Edificios del Gobierno de Navarra, desde el que se puede registrar y consultar los certificados de los edificios de nueva construcción y los ya existentes, comprobar la documentación necesaria y los datos necesarios que debe incluir, y cómo tramitarlos.

Si habéis pensado en hacer de vuestra vivienda un lugar más eficiente y confortable (y también en ahorrar en los gastos mensuales de calefacción y agua caliente) cambiando la antigua caldera por una de condensación, o instalando un sistema de climatización basado en energías renovables, no está de más que, además de informaros de las posibles ayudas a las que os podéis acoger, contéis con un asesoramiento profesional.

En Ochoa-Lácar estamos a vuestra disposición para ofreceros ese asesoramiento y ayudaros en este proceso. En Pamplona, nos podéis encontrar en la calle Navas de Tolosa, 5 (teléfono 948 22 72 44) y en el Polígono de Agustinos, calle BF (teléfono 948 30 30 32). Y también podéis acudir a nuestras instalaciones de Algecosa en Fontellas, Ctra. Zaragoza, km 98,2 (teléfono 948 82 33 00).

Temas que te pueden interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *