caldera condesación
Calefacción, Climatización

Caldera de condensación

¿Por qué la caldera de condensación es el equipo de calefacción y ACS más instalado?

Del total de calderas instaladas el año pasado en España (murales, de pie y de biomasa), casi una de cada cuatro fueron calderas de condensación. Según los datos presentados recientemente por Fegeca (la asociación de Fabricantes de Generadores y Emisores de Calor), este tipo de calderas se consolida como una pieza clave para la consecución de los objetivos climáticos de la Unión Europea, gracias a la reducción del consumo energético y emisiones de CO2 que ofrecen frente a las convencionales. De hecho, desde 2015 ya solo se pueden fabricar este tipo de calderas en Europa. ¿Cuáles son sus ventajas? ¿Tienen algún inconveniente? ¿Cuál fue la evolución de la instalación de otros tipos de sistemas de calefacción y ACS en 2019?

El sistema más eficiente

Si buscamos cómo mejorar la eficiencia energética de nuestra vivienda, debemos tener en cuenta las calderas de condensación ya que han demostrado ser el sistema más eficiente para calefacción y agua caliente sanitaria (ACS) con gas. Durante el año pasado se instalaron en España un total de 361.128 calderas (murales, de pie y de biomasa), de las que 79.448 (el 22% del total) fueron calderas murales de condensación. Una cifra sobre la que se basa el crecimiento experimentado por las calderas murales en 2019 (+4,3%) frente al descenso experimentado por las calderas de pie (gas y gasóleo) y de biomasa (-5,17%).

Teniendo en cuenta que a lo largo del año pasado se terminaron alrededor de 70.000 nuevas viviendas, estos datos demuestran que la gran parte de las calderas instaladas fue gracias a la renovación y reposición de equipos. De hecho, España cuenta con un parque instalado de unos nueve millones de calderas, en su mayor parte previas a la llegada de las de condensación, lo que muestra el gran potencial del sector de reposición y de este tipo de calderas, que también cuentan con ayudas para su renovación.

Las calderas de condensación son de alto rendimiento porque aprovechan el calor latente proveniente de la condensación de los vapores de agua. Clic para tuitear

Ventajas (…y algún inconveniente)

Las calderas de condensación son de alto rendimiento porque aprovechan el calor latente proveniente de la condensación de los vapores de agua. Entre las numerosas ventajas que obtendremos si las instalamos en nuestra vivienda se pueden destacar las siguientes:

– Mayor eficiencia energética. Al recuperar el calor que proviene de la condensación de los vapores de agua (y que las calderas convencionales desperdiciaban).

– Ahorro en la factura de gas. El consumo de energía se reduce entre un 25 y un 30% en comparación con las calderas convencionales gracias a su tecnología.

– Menos contaminante. Las calderas de condensación utilizan menos combustible, por lo que limitan las emisiones de gases contaminantes al medio ambiente.

– Regulación en función de la demanda. Se adaptan a la demanda en cualquier rango de funcionamiento del equipo.

– Más silenciosas. Al funcionar sin paradas, se evita el ruido del encendido y apagado de las convencionales.

Todas estas ventajas (que podéis ver en el vídeo de la campaña Si Condensa, Compensa elaborado por Fegeca) eclipsan a los casi nulos inconvenientes que tienen estos equipos, como, por ejemplo, que su coste es mayor (aunque lo amortizaremos en pocos meses gracias al ahorro en la factura mensual del gas); que necesitaremos instalar un desagüe para la eliminación de condensados; o una salida de humos si no contamos con chimenea.

Evolución de la instalación de otros tipos de sistemas en 2019

Para los que sois amantes de los datos, aquí os dejamos algunos sobre la evolución de la instalación del resto de los sistemas de calefacción y agua caliente en 2019:

– Emisores. Durante el año se vendieron 956.833 unidades de radiadores (incluidos los de cuarto de baño y los de aluminio)

– Suelo radiante. Las ventas de metros cuadrados de suelo radiante crecieron más de un 21%, lo que confirma la tendencia ascendente de uno de los sistemas más eficientes con el que conseguiremos un elevado nivel de confort y bienestar tanto en invierno como en verano.

– Calderas de pie y biomasa. Este segmento ha sufrido una ligera caída del 5,1% con respecto a 2018.

– Solar térmico. Las ventas de metros cuadrados de paneles solares han disminuido en un 2,87 % con respecto a 2018. De éstas, más de 6.600 unidades corresponden a termosifón/compacto/módulo.

– Calentadores. Pese a caer, con unas ventas de más de 200.000 unidades siguen siendo una de las principales opciones para la producción de agua caliente.

– Termostatos. Los termostatos on/off y los modulantes específicos para calefacción experimentaron un crecimiento de cerca del 12%.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que no existe una solución única que se pueda aplicar a todos las necesidades y particularidades. Dependerá del tipo de edificio, zona geográfica en la que nos encontremos, época de construcción de nuestra vivienda o de las necesidades que queramos cubrir el que sea más o menos adecuado un sistema u otro.

Nuestros compañeros del equipo técnico de Ochoa-Lácar y Algecosa están a vuestra disposición para recomendaros lo mejor para vuestro caso particular. Os podéis acercar por la exposición de Ochoa-Lácar de Pamplona -nos podéis encontrar en la calle Navas de Tolosa, 5 (teléfono 948 22 72 44) y en el Polígono de Agustinos, calle BF (teléfono 948 30 30 32)-, o por la de Algecosa en Fontellas, Ctra. Zaragoza, km 98,2 (teléfono 948 82 33 00).

Temas que te pueden interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *