Los orígenes de Ochoa-Lácar se remontan a finales del siglo XIX. En 1894, bajo el nombre de “Ochoa Artola y Compañía”, iniciamos nuestra actividad empresarial con el comercio de hierro y carbones en un local de la calle Navas de Tolosa de Pamplona. A lo largo de estos 125 años de vida, el negocio de “Ochoa-Lácar Hermanos” -constituida como sociedad en 1917- fue creciendo centrado en el comercio de hierro.

Un crecimiento que, con el paso de los años, generó la necesidad de ampliar las instalaciones de la compañía para poder albergar el cada vez mayor volumen de materiales. Inicialmente se hizo a través del alquiler de naves industriales en las que almacenar productos de gran longitud, hasta que, en 1962, construimos nuestras primeras instalaciones propias en un terreno de 4.500 metros cuadrados del barrio de Mendillorri de Pamplona.

Una decisión que permitió consolidar el negocio y que conllevó años después –en 1994– un nuevo cambio para trasladarnos a la ubicación actual tras la adquisición de 12.000 metros cuadrados en el Polígono de Agustinos, en donde se construyó una nave que triplicaba el espacio disponible, se adquirió nueva maquinaria, se centralizó la gestión y las oficinas y se amplió la gama de productos y servicios que ofrecíamos a nuestros clientes.

Con la compra de Algecosa, empresa de Tudela dedicada a la distribución de sanitarios y productos de calefacción de la marca Roca, ampliamos la actividad de nuestra empresa al incorporar al negocio de transformación y distribución de hierros y metales, una nueva línea centrada en la distribución de sanitario, fontanería, calefacción y climatización.

Calidad, Servicio y Profesionalidad han sido los valores que han guiado siempre nuestro camino como empresa. Valores que hemos podido mantener y desarrollar gracias al apoyo de nuestros proveedores y clientes, así como al esfuerzo de las personas que forman y han formado parte de nuestro equipo.

La preocupación por la mejora continua y por satisfacer las necesidades de los clientes, llevaron a que en el año 1998 nos convirtiésemos en la primera empresa del sector en obtener el Certificado de Calidad concedido por Bureau Veritas -de acuerdo con los requisitos de la norma ISO 9001- para el Sistema de Gestión de almacenamiento, comercialización y distribución de productos de fontanería, saneamiento, climatización, productos siderúrgicos y suministros industriales.

Nuestras actuales instalaciones del Polígono de Agustinos cuentan con más de 15.000 metros cuadrados de superficie. La mayor parte de ese espacio está destinado al almacenamiento y transformación de hierro y metales, y albergan una prensa y una línea de granallado y pintura que nos sitúa a la vanguardia del sector en Navarra.

Además, también disponemos de un amplio espacio de almacenamiento y venta de productos de fontanería, calefacción y climatización para profesionales. Como valor añadido, y gracias a una flota de vehículos propia, ofrecemos un servicio diario de entrega en Navarra y damos cobertura a zonas limítrofes como Álava, La Rioja, Zaragoza y Huesca.

Actualmente, el local de Navas de Tolosa, origen de nuestra empresa, es una tienda situada en el centro de la ciudad en la que ofrecemos -tanto al instalador como al cliente final- servicios profesionales para la realización de proyectos.

Un espacio recientemente actualizado y reacondicionado en el que contamos con una amplia y moderna zona de exposición especializada en todo lo concerniente al equipamiento del baño: desde grifería a sanitarios, lavabos, duchas, mamparas, bañeras, mobiliario y pavimentos y revestimientos.

Algecosa, empresa distribuidora oficial la marca Roca, es el centro a través del que ofrecemos servicio a las provincias situadas al sur y al oeste de Navarra. Ubicada en Fontellas (km. 98 de la carretera de Zaragoza), dispone de unas instalaciones divididas en tres zonas diferenciadas: un área de autoservicio y tienda en el que profesionales y particulares pueden encontrar todo lo relacionado con el equipamiento de baño, fontanería y climatización; una zona de exposición dedicada a las últimas tendencias para el baño; y un área destinada a almacén y distribución de más de 3.000 m2, con un amplio stock de productos y desde donde se ofrece un servicio diario y personalizado de suministro de material.

Ochoa-Lácar es hoy una empresa consolidada y reconocida en el entramado económico e industrial de Navarra. Y como tal, recientemente hemos sido una de las primeras sesenta empresas y entidades centenarias navarras en recibir por parte de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Navarra el certificado que lo avala y que reconoce la importante trayectoria empresarial y la aportación al desarrollo económico y social de la Comunidad foral.

Por otro lado, y con motivo de la celebración de nuestros 125 años como la empresa, hemos concedido sendas becas de formación a dos alumnos del ciclo de Soldadura del centro de formación profesional Salesianos Pamplona. Un apoyo que creemos obligatorio como parte de nuestra misión dentro de la sociedad.