energia fotovoltaica autoconsumo
Ayudas, Eficiencia energética

Energía fotovoltaica: vía libre al autoconsumo individual y colectivo conectado a red

La energía solar fotovoltaica se presenta como una de las renovables más interesantes para el autoconsumo energético. Además de haber alcanzado su madurez como tecnología, cada día se muestra más eficiente, asequible y rentable, convirtiéndose en una de las formas más responsables de consumir energía y una opción para los que buscan ahorrar. Tras la publicación el año pasado del Real Decreto que “finiquitaba” el llamado “impuesto al sol” y simplificaba los trámites para poner en marcha las instalaciones de autoconsumo, el Gobierno ha aprobado un nuevo Decreto por el que se hace viable el autoconsumo individual y colectivo conectado a red. Dos normativas que, junto con las subvenciones y ayudas existentes, impulsarán definitivamente las instalaciones fotovoltaicas.

Autoconsumo individual y colectivo conectado a red

Hace unos días, el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo en España. ¿Y qué supone la aprobación de esta nueva normativa? Pues que en la práctica se habilita la figura del autoconsumo colectivo, se fomenta esta fórmula de consumo en las comunidades de propietarios o polígonos industriales, se reducen los trámites administrativos (sobre todo en el caso de los pequeños autoconsumidores) y se establece un mecanismo simplificado de compensación de la energía autoproducida y no consumida. Es decir, nos ofrece una alternativa que puede ser más ventajosa económicamente hablando que el consumo de energía tradicional.

Un punto interesante es la opción que se abre al autoconsumo colectivo, lo que da pie a que un grupo de consumidores pueda asociarse a una misma planta de generación, como es el caso de las comunidades de propietarios o de, por ejemplo, varias empresas que estén radicadas en una misma ubicación. Y además abre la posibilidad a que las instalaciones de generación no estén situadas en la misma vivienda (única opción posible hasta el momento de la aprobación del Real Decreto), sino también en edificios contiguos con mejor orientación, previo acuerdo entre las partes. Y además, la nueva normativa establece la posibilidad para las instalaciones con una potencia no superior a 100 kilovatios de evitar tener que constituirse jurídicamente como “productor de energía” para obtener una compensación por los excedentes de energía producida no consumidos por el usuario. Lo que quiere decir que a partir de ahora, la comercializadora de energía compensará al usuario por la energía de más en cada factura mensual, y que en el caso del autoconsumo colectivo un consumidor pueda aprovechar los excedentes de su vecino si éste no está consumiendo su parte proporcional de energía.

Una opción cada vez más económica

Que la energía fotovoltaica está en auge lo demuestra la evolución de los datos de la potencia instalada. Durante el año pasado se instalaron 261,7 megavatios de potencia nueva -lo que supone un incremento de un 94% con respecto a 2017, según la Unión Española Fotovoltaica (UNEF)-, de la que el 90% correspondieron a instalaciones de autoconsumo. Esta positiva evolución es el resultado de varios factores. Entre ellos, la caída en los costes y el impulso del autoconsumo gracias a las nuevas normativas aprobadas.

Y las previsiones de crecimiento del autoconsumo son mucho más que favorables, ya que la UNEF estima que será de entre 300 y 400 megavatios anuales de nueva potencia. Al cumplimiento de esas previsiones también ayudarán iniciativas de ayudas y subvenciones como las que está llevando a cabo el Gobierno de Aragón (cuyo plazo de presentación de solicitudes termina el 21 de abril de 2019).

Las previsiones de crecimiento del autoconsumo son mucho más que favorables, ya que la UNEF estima que será de entre 300 y 400 megavatios anuales de nueva potencia. Clic para tuitear

Elementos que necesitamos para una instalación fotovoltaica

Si finalmente nos decidimos por acogernos a los beneficios que nos puede reportar la energía fotovoltaica, algunos elementos que vamos a necesitar para una instalación de autoconsumo son los siguientes:

– Paneles solares. Obviamente es el elemento principal, y se ubica en el exterior de la vivienda. En ese caso, tenemos que tener presente la garantía que nos ofrece cada fabricante y su resistencia a la intemperie (que influirá en su vida útil)
– Inversor fotovoltaico. Para pasar la corriente continua a corriente alterna para uso doméstico
– Gestor de energía
– Sistema de aprovechamiento de excedentes

La energía solar autogenerada se puede utilizar para cubrir nuestras necesidades domésticas, desde el funcionamiento de electrodomésticos, iluminación y aparatos de calefacción eléctricos (termos, calderas o bombas de calor).

En cualquier caso, y como siempre os decimos, la mejor opción es pedir asesoramiento a técnicos especializados. En Ochoa-Lácar, dentro de las energías renovables, y más concretamente en el apartado de energía solar, trabajamos con marcas como Viessmann, Baxi, Saunier Duval y Junkers.

Para conocer más sobre sus equipos, os podéis acercar por nuestra tienda de la calle Navas de Tolosa, 5 de Pamplona (teléfono 948 22 72 44), por nuestras instalaciones del Polígono de Agustinos, calle BF (teléfono 948 30 30 32) o por las de Algecosa en Fontellas, Ctra Zaragoza, km 98,2 (teléfono 948 82 33 00). Nuestros compañeros del departamento técnico y comercial os facilitarán toda la información que necesitéis y os asesorarán de acuerdo a vuestras necesidades.

Temas que te pueden interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *