Ayudas para renovar baño
Ayudas, Baños, Construcción

Ayudas para renovar el baño o cambiar la caldera. Abierta convocatoria de subvenciones 2019 del Gobierno de Navarra

¿Necesitas renovar el baño, la instalación de fontanería o cambiar la caldera? La nueva convocatoria para la rehabilitación de viviendas y edificios del Gobierno de Navarra para 2019 permite acceder a ayudas para reformas de este tipo que tengan un presupuesto mínimo de 2.000 euros (sin IVA). ¿Quieres saber el tipo de obras que se pueden acoger a estas ayudas y los requisitos que hay que cumplir? A continuación, te contamos cuáles son, cuándo y dónde solicitarlas y cómo te podemos ayudar.

Ya se pueden solicitar ayudas
Desde el pasado 2 de enero, ya es posible tramitar las ayudas de la convocatoria 2019 del Gobierno de Navarra para la rehabilitación de viviendas y edificios. Para ello hay que acudir a una de las nueve oficinas de Rehabilitación de Viviendas y Edificios (ORVE) que existen. Puedes consultar aquí la relación de ORVEs que hay en la Comunidad Foral y su correspondencia de municipios.
No te preocupes por las fechas… Mejor comenzar cuanto antes, pero al ser un procedimiento único en todo el territorio nacional, la convocatoria permanece abierta todo el año.
Ni tampoco porque se pueda agotar el presupuesto para estas subvenciones… No existen limitaciones presupuestarias, ni solicitudes que se puedan quedar excluidas por presentarse fuera de fechas o por acabarse las cantidades presupuestarias consignadas: si se cumplen los requisitos, se conceden todas las subvenciones solicitadas.

– Sí tienes que tener en cuenta… Las obras no se podrán iniciar hasta obtener la calificación provisional del expediente, cuyo trámite se inicia en las Oficinas de Rehabilitación. Uno de los requisitos para poder acceder a las ayudas es la obtención de la correspondiente licencia municipal de obra. Un técnico del Ayuntamiento es el encargado de calcular el coste, que suele rondar el 5% del presupuesto (más 6,75 euros de tasas).

Obras que se pueden acoger a las ayudas
Para poder acogerse a estas ayudas, la reforma que se vaya a realizar debe tener un presupuesto mínimo de 2.000 euros (sin IVA), con precios de calidades medias.
Por tanto, son muchas las obras que se pueden acometer en una vivienda particular que tendrían derecho a ser subvencionadas. Comprueba en este listado si la que tienes en mente sería una de ellas:

– Instalaciones de calefacción: caldera, caldera y radiadores, agua caliente… Este post sobre Cuál es el sistema de calefacción más eficiente te puede interesar
– Adaptación de baños: cambio de bañera por ducha (las mamparas no están incluidas)
– Renovación de lavabos, fregaderos, grifos, inodoros y bidés (no se incluyen los accesorios de baño). No olvides preguntar por los sistemas que te pueden ayudar a ahorrar en el consumo de agua
– Instalaciones de fontanería
– Instalaciones de electricidad
– Albañilería
– Sustitución de carpintería exterior
– Mejoras del aislamiento térmico y acústico
– Obras para la adaptación de la vivienda para personas con discapacidad (según necesidades)
– Mejoras de la accesibilidad

Quién puede acceder a las subvenciones
Los requisitos básicos que debe cumplir la vivienda para poder acceder a las subvenciones son los de tener una antigüedad mínima de 25 años (excepto en el caso de las obras destinadas a personas discapacitadas) y que sea el domicilio habitual y permanente de la persona beneficiaria.
Las personas beneficiarias deberán tener ingresos familiares ponderados hasta 3,5 veces SARA, el nuevo indicador de renta basado en datos de la economía navarra que está cifrado para 2018 en 8.266 euros. En el caso de subvenciones a comunidades de propietarios no existe límite máximo de ingresos.
También pueden acceder a subvenciones las personas propietarias de viviendas arrendadas.

Cuantía de las ayudas y cuándo se cobran
El importe de las ayudas oscila desde un 5% hasta un 50%, pudiendo llegar a alcanzar los 25.000 euros tras la modificación establecida por la Ley Foral 22/2016 de 22 de diciembre, que mejoró especialmente las subvenciones para el caso de los jóvenes (hasta 35 años), mayores de 65 años, personas discapacitadas, viviendas en áreas de rehabilitación preferente o familia numerosa.
El pago de las subvenciones concedidas se produce entre dos y tres meses después de finalizadas las obras, siempre y cuando se hayan llevado a cabo conforme con el proyecto inicialmente presentado.

El importe de las ayudas para renovar el baño oscila desde un 5% hasta un 50%, pudiendo llegar a alcanzar los 25.000 euros Clic para tuitear

Dónde acudir
Si cumples con los requisitos comentados anteriormente y te decides a solicitar la subvención para la obra que vas a realizar, el primer lugar al que tienes que acudir es a la Oficina de Rehabilitación de Viviendas y Edificios (ORVE) que nos corresponda. Allí, el personal técnico y administrativo te orientará de forma profesional y gratuita, sobre las obras a llevar a cabo, las ayudas existentes, los requisitos o la documentación necesaria a presentar, que varía dependiendo del tipo de intervención, siendo más sencilla, por ejemplo, en el caso del cambio de caldera o la renovación de baño.
Una vez hecho esto, es muy conveniente dejarse asesorar por profesionales: desde el administrador en el caso de obras de comunidades de propietarios, hasta una empresa de reformas, de equipamiento de baños, albañil o fontanero de nuestra confianza.
Si ya has tomado la decisión de aprovechar estas ayudas y renovar el baño o cambiar tu caldera de calefacción, en Ochoa-Lácar estamos a tu disposición para asesorarte y ayudarte en este proceso. En Pamplona, nos puedes encontrar en la calle Navas de Tolosa, 5 (teléfono 948 22 72 44) y en el Polígono de Agustinos, calle BF (teléfono 948 30 30 32). Y también puedes acudir a nuestras instalaciones de Algecosa en Fontellas, Ctra. Zaragoza, km 98,2 (teléfono 948 82 33 00).

Temas que te pueden interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *